Google

miércoles, 12 de septiembre de 2007

Un año más de vida.....

Rebasar los 30 años de vida significa para mi el poder reflexionar de las cosas malas y buenas que he tenido; a ver dejado ir oportuidades pero también el poder disfrutar de la mejor cosecha que da la vida: el cariño, la amistad de tanto seres de los cuales les he podido robar un poco de esa magia que los hace unicos.

Definitivamente no soy alguien perfecto pero cada día aprendo de esas lecciones que pone el destino y han hecho que cada momento disfrute más el vivir.
Aun me faltan metas, por eso me preparo a cada momento; solo me queda el agradecer a cada persona desde mi alma sus consejos, sus llamadas de atención; todo lo que pueda servir para ser mejor persona. No quiero nombrar a nadie en especial porque a muchos les he perdido el paso pero han influido mucho en mi; solo deseo se encuentren bien. Un cumpleaños no es solo un momento de festejar, es un momento de reflexionar que dejamos de hacer y que podemos realizar.


Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones. 
Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor. 
Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean. 
Si quieres una sonrisa el en alma, da una sonrisa al alma a los que conoces. 
Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida. 
La vida te dará de regreso, exactamente aquello que tu le has dado. 
Tú vida no es coincidencia, es un reflejo de ti.

A todo esto, se me ocurre poner el poema de Amado Nervo; y aun cuando me falta mucho que dar, siento que es un buen momemto.


EN PAZ
Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida, 
porque nunca me diste ni esperanza fallida, 
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; 
porque veo al final de mi rudo camino 
que yo fui el arquitecto de mi propio destino; 
que si extraje las mieles o la hiel de las cosas, 
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: 
cuando planté rosales coseché siempre rosas. 
¯.. Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: 
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno! 
Hallé sin duda largas noches de mis penas; 
mas no me prometiste tan sólo noches buenas; 
y en cambio tuve algunas santamente serenas... 
Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. 
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

1 comentario:

Vk dijo...

Sopas!

Está fuerte la reflexión!

Pero si, algo tienen los 30 que nos hacen más interesantes

Feliz cumpleaños valedor!

 
Búsqueda personalizada